El agua potable

El agua potable

Historia de una transformación

Hasta ahora nos estuvimos ocupando de distintos aspectos que hacen al agua en su estado natural. Pero, para que el recurso alcance la categoría de “potable”, se hace necesaria la intervención del hombre.
La Cooperativa Integral pone al servicio de la potabilización mucho trabajo, profesionales especializados, infraestructura y obras que permiten transformar el recurso hasta convertirlo en agua potabilizada.

¿Qué es el agua potable?

Es aquella que presenta los siguientes parámetros de calidad:
• Está libre de microorganismos, minerales y sustancias orgánicas que puedan producir enfermedades.
• No sobrepasa determinados valores de turbidez visible, color y sabor. Cuando se dan estas características, se dice que es estéticamente aceptable.
• Su temperatura es razonable para los fines en que será utilizada.

Si se cumplen estos requisitos, el agua se torna apta para el consumo humano y para la elaboración y procesamiento de alimentos, es decir que puede ser utilizada sin temor por los efectos nocivos que pueda producir sobre la salud.

Mini-Glosario

Documento sin título

Etapas de la potabilización

Captación: es el proceso por el cual se obtiene el agua. En el caso de la COOPI, esto ocurre a 15 kilómetros de Villa Carlos Paz, en la localidad de Cuesta Blanca, directamente del río San Antonio.

Potabilización
: es el proceso por el cual se transforma el agua en un líquido que pueda ser bebido sin correr ningún riesgo. Para ello intervienen dos procedimientos: la clarificación y la desinfección.

Clarificación: es un proceso por el cual se remueven las partículas suspendidas del agua turbia para hacerla clara. Para ello se realizan cuatro etapas: coagulación, floculación, sedimentación y filtración.

Coagulación: consiste en agrupar las partículas de arcilla, algas y bacterias que se encuentran suspendidas en el agua formando elementos de mayor tamaño. Se utiliza para ello un coagulante.

Floculación: es el transporte de las partículas en el agua, para que choquen unas con otras y formen coágulos más pesados que puedan asentarse en el fondo. Se logra mediante la agitación lenta del agua.

Sedimentación: es la precipitación de los coágulos que, por su propio peso, caen al fondo.

Filtración: consiste en hacer pasar el agua a través de un manto de arena especial para lograr la separación de partículas y microorganismos indeseables.

Desinfección: se realiza a través del uso de cloro, un desinfectante que permite la eliminación de los organismos que causan enfermedades.

Conducción: consiste en el traslado del agua potabilizada desde la planta de tratamiento hacia los domicilios y demás destinatarios del servicio. Esto se realiza a través de un sistema de acueductos.

Distribución: es el proceso de reparto del agua potable en el que intervienen las redes y cañerías que la conducen hasta los domicilios.