OFICINA WEB
Impresión de facturas
Consulta de deudas
 
GUARDIA: 496000
Villa Carlos Paz / San Antonio
de Arredondo / Mayu Sumaj
Cuesta Blanca / Estancia Vieja
 
CUADROS TARIFARIOS
Servicios de agua y cloacas
de todas las localidades.
 
NUEVOS VECINOS
Info importante
para nuevos usuarios.
 
HORARIOS DE ATENCIÓN
En las distintas
oficinas COOPI.
 
LUGARES DE PAGO
En las distintas
oficinas COOPI.
 
  CARLOS PAZ GAS
495 GAS (427)
 
  BANCO DE SANGRE
(03541) 155 23546
 
  CAPITAL COOPI
Venta y renovación
de muebles e inmuebles
 
CONTACTO:
coopi@coopi.com.ar
Redes sociales:
   
 
Galerías on line:
Galería de fotos
 
Escuchá on line:
 
 
<< Volver
Emotivo cierre del ciclo lectivo
2017 de las escuelas de la Coopi



Las escuelas de la Coopi festejaron el cierre de un año de logros colectivos bajo el compromiso de asumir la educación como un derecho humano.

Una profunda emoción atravesó a los docentes, egresados, familiares y amigos en el acto de cierre del ciclo lectivo de los centros educativos de la Cooperativa Integral. Palabras de aliento y agradecimiento invadían a los estudiantes que encontraron en estos espacios la contención y el acompañamiento pedagógico indispensable para poder concluir sus estudios primarios y secundarios.

“Nos convoca el deseo de saber, un deseo genuino que surge incipiente cuando aparece la frase ‘tengo que terminar el primario o el secundario’. Nosotros lo tomamos y lo convertimos en un deseo de crear y de poder. En eso consiste la tarea cotidiana de los docentes y coordinadoras y la Coopi pone a disposición todos los recursos para que ese deseo se transforme y se proyecte”, manifestó Edurne Esteves, coordinadora del CENMA 217 Sede Coopi, en su discurso de apertura.

La ceremonia se desarrolló en la Casa de la Cultura el miércoles por la tarde. Allí recibieron su título del nivel primario 4 egresados y 14 egresaron del secundario. Contó con la presencia del presidente de la Coopi, Adolfo “Taco” Mena; la vicepresidenta, Alicia Clérico; la coordinadora del CAP Nº 6, María Elena Marconi; y la directora del CENMA 217, Valeria Gudiño. En representación de la institución Clérico aseguró que “no sería posible que las escuelas se desarrollaran si la Coopi no prestara los servicios de agua y cloacas” y rescató a la cultura y la educación como dos pilares fundamentales de los servicios que brinda en la región.

También, participó María del Carmen Izaguirre quien fue la primera docente en trabajar en los centros educativos de la Coopi y conmovió a todos cuando recordó su historia. “En el acto inaugural la educación de alumnos estaba en un galpón de trabajo y con la figura de Tosco al frente. Hay que luchar por tener un poco más. Se puede, sí que se puede cuando nos lo proponemos”, relató como si volviera a aquellos años.

Asimismo, estuvo presente el equipo docente del nivel secundario integrado por Mónica Agüero, Herminia Díaz, Fany Simó, Virginia Wilkinson y Christian Watson, junto a familiares y amigxs de lxs egresados. Watson hizo referencia a que la educaciónpública tiene que apuntar a la excelencia. “No hay que olvidarse que son escuelas públicas y estamos en una institución de trabajadores que fue conquista de luchas sociales anteriores”, señaló.

Durante el acto se desarrolló el cambio de abanderados. Ana Morelo recibió la bandera con lágrimas en su rostro y un tremendo orgullo por haber finalizado el secundario. “Creé vínculos con mis compañeros, con los profesores. Ellos te sostienen, te quieren, te cuidan. Te llevas más que un título una familia. Sin la Coopi no lo hubiésemos hecho, por eso estoy eternamente agradecida”, expresó.  El trato afectuoso que les brindaron lxs docentes fue destacado por todos como un factor esencial que les permitió llegar al final de esta etapa.

Vicenta Matilda Aspitia y Justina Aida Pedernera fueron elegidas escoltas del nivel primario. Este honor fue un reconocimiento a 10 años de esfuerzo y perseverancia para concluir sus estudios. “Hemos pasado momentos tan hermosos, llevo en el corazón a las profes y a la institución. No tengo palabras para la emoción tan grande que tengo”, exclamó Aspitia.

Mientras tanto, María Irma Tevez compartía su felicidad y se acordaba de las razones que la llevaron a abandonar sus estudios: “Siento mucha emoción, alegría, lágrimas. Soy pampeana. Habré ido un año al colegio, pero tenía que caminar muchísimo porque me quedaba muy lejos. Así que estoy muy contenta de haber terminado”.

La invitación quedó hecha para que en el 2018 continúen con el secundario. Este es otro rasgo común de los egresados, cuando las ganas de aprender se activan funcionan como un motor que no se detiene. Por eso, una gran parte quiere seguir estudiando. “Si puedo voy a seguir con la secundaria”, prometieron las tres.

A su vez, valoraron el intercambio con sus compañeras y las maestras. “Los momentos más felices de mi vida los he pasado en la escuela”, afirmó entusiasmada Pedernera. El vínculo que se forja cada día en el aula construye una red de contención que apuntala la constancia de los alumnos.

Por lo tanto, el rol docente implica mucho más que facilitar el conocimiento, sino que consiste en un acompañamiento humano basado en la práctica de la empatía. “Los valoramos, los potenciamos, les decimos sí pueden, que lo que dicen es importante y escuchamos sus historias de vida. Empiezan a reconocer derechos”, de esta forma Marconi narró cómo se desarrolla un proceso de empoderamiento que atraviesan quienes forman parte de esta experiencia pedagógica.

“Mantener las escuelas de la Coopi es un acto de justicia social”

Con esta frase tan concreta, Izaguirre define el valor que tiene el sostenimiento de estos centros educativos. “La Coopi quería tener un espacio para ampliar desde lo cultural, también lo educativo y lo formativo. Empezamos en el municipio pero no hubo el apoyo necesario. Se terminó diluyendo, entonces la cooperativa tomó la punta para decidir encarar de nuevo esta petición. Y aquí estamos y creciendo”, explicó.

Hace 20 años la cooperativa empezó a forjar el sueño de poder brindar un servicio educativo. Así comenzó a albergar al CAP N°6 en la sede del Centro Operativo ubicado en calle Paraguay, que nació con el fin de que terminen los estudios primarios los trabajadores. “Se dejaban los picos y se agarraban los libros”, enfatizó Izaguirre. De esta manera, un ámbito de trabajo se transformaba al final de la jornada en un lugar de estudio y aprendizaje.

Desde un primer momento este espacio no paró de crecer y de abrirse a la comunidad. Hace tres años se sumó a la propuesta educativa la sede del CENMA 217 para los interesados en terminar el secundario. “Hubo varias cosas que se juntaron docentes que queremos ser docentes de adultos, una institución como la Coopi interesada en brindar este servicio a la comunidad y los alumnos, que si no estuviesen todo el otro esfuerzo no valdría la pena. Así que por favor sigan invitando, comuniquen, multipliquen, porque esto es maravilloso”, valoró.

Haciendo honor a esta invitación, Aspitia aprovechó para convocar a todos aquellos que tienen la iniciativa de terminar sus estudios: “Que se lleguen sin miedo, que tienen  las puertas abiertas y te reciben con ese amor tan grande todos los encargados, los profesores te ayudan”.

Actualmente, el Centro de Apoyo Pedagógico (CAP) Nº 6, Centro Educativo de Nivel Primario de Adultos (CENPA) Nº9  cuya coordinadora es Daniela Martín y el Centro Educativo de Nivel Medio de Adultos (CENMA) 217 Sede Coopi son escuelas con respaldo oficial y reguladas por el Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba. La cantidad de inscriptos supera ampliamente las expectativas que el cuerpo docente tenía en sus comienzos y ofrecen una opción para jóvenes y adultos de cursado totalmente gratuito y con el material de estudio cubierto.

Cuando la cooperativa decidió apostar a estos espacios lo hizo con un horizonte claro, garantizar la educación como un derecho humano y una herramienta para la transformación social. En ese sentido, escuchar los testimonios de las docentes con más antigüedad en la tarea da cuenta de esto. “La militancia social se hace en las aulas, fundamentalmente de adultos. Ellxs vienen con una autoestima totalmente desaparecida. Empiezan a tomar coraje y a sentirse bien. Entienden que son personas con derechos, no solamente tienen obligaciones”, insistió la docente.

Después de tantos años de trabajo, se ha consolidado un sentido de pertenencia muy fuerte de parte de los maestros y de los estudiantes que se incorporan en cada ciclo lectivo. “Sentimos como nuestro este espacio”, admitió la Izaguirre y Marconi agregó “para mí es un lujo y una tranquilidad trabajar en la Coopi”.


 
  ACTIVIDAD DESTACADA  
   
     
 
  Delegados
Zonales
>
 
  Apuntes (pdf) >
 
  Educación >
 
  Indice Telefónico
Comunas del Sur
>
 
  Reservas de agua >
 
  Visitas Educativas >
 
  Capitalización >
 
  Cuentas Claras >
 
  Aulanet >
 
 
 
     Coopi - Cooperativa Integral Regional de Provisión de Servicios Públicos, Vivienda y Consumo Limitada.