Somos agua

Somos agua

Seguramente habrás escuchado en muchas ocasiones que beber agua es esencial para vivir de manera saludable. Pero ¿Sabías por qué? Porque el agua está muy presente en nuestro organismo y ayuda a casi todas las funciones que éste desarrolla. Observemos algunos datos que demuestran el protagonismo del agua en el cuerpo de los humanos:

• Nuestros cuerpos contienen un 75% de agua al nacer y cerca del 60% en la edad adulta.
• La sangre contiene un 92% de agua, el cerebro un 75%, al igual que los músculos. Los huesos, un 22%.
• Necesitamos agua para respirar, para regular la temperatura corporal, para transportar nutrientes y oxígeno a todas las células, para convertir los alimentos en energía y absorber los nutrientes, para deshacer los desperdicios, para proteger y amortiguar los órganos vitales y las articulaciones.
• El agua balancea nuestros electrolitos, que nos ayudan a controlar la presión sanguínea.
• El agua humedece nuestros ojos, boca y pasajes nasales.
• El agua provee de los minerales que nuestro cuerpo necesita tales como manganeso, magnesio, cobalto y cobre.

Con todos estos datos, podemos imaginarnos como portadores de ríos, vertientes y lagos que circulan por nuestro organismo y que nos permiten mantenernos con vida, al igual que ocurre en el planeta Tierra. Podemos decir que nosotros también somos agua.

¿Le cantamos al agua?

La temática del agua ha sido abordada por distintas manifestaciones artísticas y culturales a lo largo de la historia. Esta canción del grupo “Los Piojos” es un ejemplo.

Agua, cómo te deseo
agua, te miro y te quiero
agua, corriendo en el tiempo
agua, bailando en manos del sol.
Agua, sal de mi canilla
quiero que me hagas cosquillas
siempre, sonido sonriente
dame, que es grande mi confusión.
Agua, cayendo del cielo
agua, con furia y sin freno
lava todos mis recuerdos
dame en tus hojas la bendición.
Guerras, amores y juegos
fuegos, relámpagos, truenos
barcos, montañas y sueños
todo descansa en tu corazón.
Era clara, era vida,
de mis manos se escurría
me besaba, me envolvía,
pero siempre agua seguía.
Amanecer, desnuda en tu ritual,
y así te encuentro, serena siempre.
Era clara, era vida,
de mis manos se escurría.
Agua, ya sabemos cómo esto es
agua, hay uno y si hay dos
no hay dos sin tres.
De estar más fría y dura que vos
puede deshacerse en ardiente vapor.
Dame, dame, dame,
dame un poco de tu paz
que mi confusión es grande
y así ya no puedo más.
La tierra es tierra de color azul.

Material audiovisual

La tierra es tierra de color azul es un material audiovisual producido por la Coopi para fines educativos.
Aborda la problemática del agua en nuestra región y en el contexto mundial. Podés solicitarlo en la sede central de la Cooperativa Integral.